¡Comparte!

Hoy, 8 de marzo se conmemora, a nivel mundial, el Día Internacional de la Mujer, día que fue instaurado como tal por las Naciones Unidas en 1975. Hoy en pleno 2020, la desigualdad que existe entre mujeres y hombres sigue siendo abismal. Aquí algunas consideraciones sobre lo que hoy se conmemora.

La semana pasada tuvimos en la oficina un interesante diálogo con varios colegas en torno al feminismo y la desigualdad que existe entre hombre y mujeres. Hubo una situación que me pareció preocupante y alarmante: de todas las mujeres que estaban presentes ahí todas reconocieron haber sufrido en algún momento de su vida algún tipo de acoso o violencia. Esto nos hace ver que todavía hoy, pese a que se han logrado ciertos avances para tratar de lograr la equidad de género, hay situaciones que no se han logrado resolver. El 8 de marzo es justo un día necesario para reflexionar la forma en la que nos comportamos como hombres y pensar qué podamos hacer individualmente para tratar de cambiar estas realidades, para lograr que esta brecha de desigualdad sea cada vez menor.

El Origen

Para entender la realidad de muchas cosas, siempre es importante conocer el origen. La primera propuesta para la celebración del Día Internacional de la Mujer se hizo en 1910 durante el Segundo Encuentro de la Mujer Socialista, donde fue planteado como acto de solidaridad con las huelgas textiles que se celebraban en ese momento promulgación del día nacional de la mujer en Estados Unidos. El hecho puntual que se conmemora ocurrió el 25 de marzo de 1911, cuando más de 100 trabajadoras textiles, mujeres inmigrantes en su mayoría, murieron en el incendio de la fábrica de Triangle Shirtwaist de Nueva York, como consecuencia de las precarias condiciones laborales de las que eran presas.

Esta tragedia se conmemora el 8 de marzo porque en el marco de los movimientos en pro de la paz durante la Primera Guerra Mundial, el 8 de marzo de 1917 las trabajadoras textiles de Petrogrado (San Petesburgo) organizaron un huelga obrera que se sumó al movimiento popular que acabó con la monarquía en Rusia. El Día de la Mujer fue institucionalizado por la ONU en 1975 para conmemorar la lucha de las mujeres trabajadoras y se celebra oficialmente desde 1994 en EE UU.

Algunas Cifras Alarmantes

A pesar de que se han hecho importantes avances en materia de equidad e igualdad, existen todavía a nivel mundial cifras que resultan alarmantes y nos deben hacer reflexionar de qué forma podemos contribuir nosotros a cambiar estas realidades.

México 

Tristemente, México ocupa uno de los primeros lugares a nivel mundial en delitos de feminicidios. Casos como el de Ingrid, Fátima o Ximena han conmocionado no sólo al país sino al mundo entero. En 2020 135 asesinatos contra mujeres se llevaron a cabo en enero y 119 durante febrero. En 2018, en enero se registraron 69 casos de feminicidios; 3 millones 142 mil mujeres fueron asesinadas en 2019; solo 51 mil denuncias fueron presentadas y 1 millón 225 casos registrados por violencia del hogar. EnMéxico, el 51% de la población nacional son mujeres. En el mercado laboral la participación de los hombres es del 77% mientras que el de las mujeres apenas alcanza el 43%; la brecha de género es del 34%. La población femenina que percibe ingresos inferiores que a la línea del bienestar y que tiene al menos una carencia social es del 7%. Por cada 100 jefes de familia que se encuentran en pobreza, existen 33 hogares con jefatura femenina que se encuentra en pobreza. Sólo el 35% de las viviendas pertenece a una mujer como dueña única comprado con el 56% de hombres. Las labores del hogar continúan siendo una actividad predominantemente llevada a cabo por mujeres: la Encuesta Intercensal reveló que las mujeres dedican un total de 48.5 horas por semana a trabajos dentro del hogar no remunerados, comparado con las 19.5 horas que dedican los hombres: esta diferencia representa una brecha de género de 28.9 horas.

España 

A pesar de que la brecha de desigualdad de género ha disminuido en España sigue habiendo importantes desigualdades entre hombres y mujeres en este país. El salario medio anual de las mujeres es un 12,2% más bajo que el de los hombres. Según la última Encuesta de Población Activa (tercer trimestre de 2019), la tasa de desempleo es de un 12,2% para hombres y de un 15,9% para las mujeres. La tasa de paro del año pasado se cerró en un 12,9% para ellos y un 16,3% para ellas. En cuanto a la violencia de género, las víctimas mortales a causa de la violencia de género en lo que va de año hasta marzo de 2020  ascienden a 14, según el último balance del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad. En marzo de 2020 un total de 1 mujeres han sido asesinadas víctimas de la violencia machista, lo que representa una variación de -3 respecto al mismo mes del año anterior.    

Internacional 

De acuerdo con cifras propias de las Naciones Unidas y de la Organización Mundial de la Salud, Se estima que el 35 por ciento de las mujeres de todo el mundo ha sufrido violencia física y/o sexual por parte de un compañero sentimental o violencia sexual por parte de otra persona distinta a su compañero sentimental (estas cifras no incluyen el acoso sexual) en algún momento de sus vidas. Se estima que de las 87,000 mujeres que fueron asesinadas globalmente en el 2017, más de la mitad (50,000-58 por ciento) fueron matadas por sus parejas o miembros familiares. Lo que quiere decir que 137 mujeres alrededor del mundo son asesinadas a diario por un miembro de su familia. Se calcula que hoy hay en el mundo 650 millones de mujeres y niñas que se casaron antes de cumplir los 18 años. Durante la última década, la tasa mundial de matrimonios infantiles se ha reducido. Unos 15 millones de muchachas adolescentes (de entre 15 y 19 años) de todo el mundo han sido obligadas a mantener relaciones sexuales forzadas (coito u otras prácticas sexuales forzadas) en algún momento de sus vidas. En todo el mundo, uno de cada tres estudiantes (de 11 años y de entre 13 y 15 años de edad) sufrió el acoso de compañeras o compañeros en el centro educativo al menos un día durante el mes pasado. Una de cada diez mujeres de la Unión Europea declara haber sufrido ciberacoso desde la edad de 15 años, lo que incluye haber recibido correos electrónicos o mensajes SMS no deseados, sexualmente explícitos y ofensivos, o bien intentos inapropiados y ofensivos en las redes sociales.

Como se puede apreciar, las cifras que se exponen en el apartado anterior son alarmantes. No podemos pasar por alto lo anterior y es por ello que cada vez tenemos que ser conscientes que, todavía hoy, existen desigualdades importantes y no solo eso. Lo más preocupante es que las cifras relacionadas con violencia de género van en aumento. Una realidad a la que estamos obligados a hacer frente.

Algunas reflexiones 

El 8 de marzo es un día de conmemorar todo lo que se ha hecho en torno a a la equidad e igualdad entre hombre y mujeres pero también un día para tomar conciencia de todo lo que falta por hacer y de lo mucho que podemos hacer para cambiar, como hombres, determinadas conductas y formas de ser que no hacen mas robustecer las cifras de violencia de género y la brecha de desigualdad que existe todavía hoy entre hombre y mujeres. En concreto ¿Qué podemos hacer nosotros? De entrada ser empaticos y solidarios, entender que esto no se trata de un enfrentamiento de hombres contra mujeres, sino de un movimiento que busca luchar por la igualdad y hacer valer la máxima de la Declaración Universal de los Derechos Humanos “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.” Dejemos de lado comportamientos machistas y retrogradas, dejemos de “objetivizar” a las mujeres, tolerar comportamientos y comentarios machistas hacia ellas y dejemos de normalizar los estereotipos y roles de género. Solo así lograremos una verdadera igualdad entre nosotros en es búsqueda hacia una sociedad más justa.

“El feminismo es forma de vivir individualmente y 

luchar colectivamente”

–  Simone de Beauvoir –