¡Comparte!

La Institución de la familia, a lo largo del tiempo, ha tenido sin duda ciertas transformaciones que hoy han dificultado conceptualizar de una manera clara lo que es la familia. Por eso, considero importante, plantear una cuestión que es fundamental en relación a este tema: con base en las transformaciones que se han dado en los últimos años de ésta institución, ¿existe una mutación en la concepción de la familia y el Derecho de Familia en general?

Desde mi propio punto de vista, yo creo que sí existe de alguna manera una mutación que prefiero llamarle, más bien, una evolución o transformación a lo que se conocía comúnmente como familia tradicional. Actualmente, no podemos establecer un concepto claro de familia, pues tenemos en el mundo, varios tipos de familia y grupos “familiares” cada vez mucho más diversos y más abiertos. Esta mutación de la familia se debe, en gran medida, a las grandes transformaciones sociales que se han ido dando a lo largo del tiempo que al apar, transforman la concepción de familia.

Otro punto que considero importante mencionar, es la figura del matrimonio. Finalmente, el matrimonio es aquella unión que le da un origen a la familia, y sin meternos en las cuestiones religiosas, que en este momento no son importantes, creo que incluso en materia legislativa, se ha ido transformando éste concepto a un concepto mucho más libre y más acorde a las evoluciones sociales que se han tenido en el mundo a lo largo del tiempo. El matrimonio constituye sin duda el origen de una familia, la unión de éstas dos personas; es lo que al final permite la procreación y con ésta, la constitución de una familia. Por otro lado, no porque en un matrimonio no haya hijos de por medio, quiere decir que no se refiera a una familia.

Muchos han establecido, que el fin del matrimonio es la procreación, pero yo pregunto ¿si la pareja no puede o no quiere tener hijos, entonces no es un matrimonio?  Creo que los conceptos tienen que ir evolucionando como ha ido evolucionando la sociedad; si no se vuelven arcaicos y pueden llegar a causar controversia y conflicto. Además, cada vez más, el Estado ha tomado un papel mucho mas activo e influyente dentro del matrimonio y dentro de las aspectos familiares, refiriéndonos a los aspectos legales y civiles que regulan el matrimonio y la familia.

Otro tema fundamental y que hoy en día no podemos dejar pasar por alto, es el tema de la sexualidad y la reproducción. Actualmente creo que existe una libertad sexual mucho más amplia de la que había hace 10 o 20 años; junto con esto están los grandes avances médico-tecnológico que se ha dado en esta materia. La actividad sexual ya no está vinculada de manera integra con la labor reproductiva ni matrimonial. La ciencia ha generado importantes avances como métodos anticonceptivos y otras formas de reproducción asistida que separan y desvinculan la actividad sexual de la actividad reproductiva. Creo que son avances que si bien forman parte de la sociedad en que vivimos, si es necesario que sean regulados; sobre todo refiriéndonos a las técnicas de reproducción asistida, pues hoy existen escasas regulaciones en ese sentido.

Por otro lado, la mujer dentro de la familia sin duda ha adquirido un rol mucho más activo dentro del papel que juega en la constitución de una familia, pues ahora la mujer puede ser la que mantenga económicamente a su propia familia. Finalmente, a lo largo del tiempo, nos hemos dado cuenta, que hemos pasado de una familia institucionalizada a un concepto de familia basado en el aspecto civil y contractual dejando de lado lo que conocíamos como la institución de la familia. Finalmente, podemos decir que el matrimonio implica un cuestión de voluntad y libertades, pero además, nos damos cuenta que se han dejado de lado ciertos aspectos trascendentales para muchos, como lo son: la voluntad, la atracción sexual, la institución, dándole paso a un periodo mucho mas apegado a las cuestiones civiles en donde el Estado juega un papel mucho mas activo dentro del matrimonio y por supuesto, la familia.