Durante los últimos días se ha compartido de forma importante diversas publicaciones que afirman que en el partido de México el Gobierno Federal expidió un decreto que tiene como finalidad “privatizar el agua”. Dicha afirmación es falsa e infundada por lo que expongo a continuación. La información proporcionada está basada en documentos jurídicos y legales y no en notas periodísticas. Es importante estar informados antes de compartir lo que vemos en redes sociales:

En primer lugar, el decreto que presuntamente privatiza el agua, no fue expedido durante el partido de México – Alemania sino que se llevo a cabo con anterioridad. En concreto el 6 de junio del 2018. Adicionalmente, llevaba ya varios años discutiéndose.

En segundo lugar, hasta el día de hoy, dicha información no ha sido publicada por fuentes oficiales. Unicamente la información que ha sido publicada por portales digitales como “Regeneración” “Sin embargo” y otros portales digitales. La información de ambos portales es la misma.

Otro punto importante a destacar es que no se busca privatizar el agua sino que se otorgan concesiones que se han hecho durante muchos años y que ademas están contempladas dentro de la Ley de Aguas Nacionales desde hace mucho tiempo (por ejemplo se dan concesiones para el establecimiento de pozos para la extracción de aguas).

Evidentemente el acceso al agua es un derecho humano. Se ha dicho también que las zonas que tienen acceso limitado a este recurso se quedarán sin agua. Esta afirmación también resulta falsa. El 5 de junio se decretó la protección y uso de cuencas de agua para suministrar las zonas con difícil acceso al líquido vital y a la población en general. Por otro lado, la Comisión Nacional del Agua y el Fondo Mundial para la Naturaleza fueron participantes en estos decretos.

En suma, no se privatizó el agua. Sólo se dieron permisos y obligaciones a empresas privadas para tomar el agua en ciertos zonas para así poder brindar el acceso a este recurso a distintas entidades del país. Así, las reservas de agua y cuencas que el gobierno abrió, no serán privatizadas ni podrán ser utilizadas o negociadas por empresas privadas, pues serán únicamente para el uso, acceso y destinación de la población civil.

Finalmente, la supuesta “privatización” no fue en fechas ni cercanas al partido México-Alemania. Ni siquiera fue una ley de privatización, esta como tal no existe. De hecho tampoco ha sido algo mencionado en el Diario Oficial de la Federación y un decreto es un instrumento distinto a una ley. Lo que se ha publicado hasta el momento son los decretos a los que hice referencia anteriormente que pueden ser consultados aquí.

En conclusión, si se dieron cambios importantes en el marco legal del agua pero esto no implica en ningún sentido la privatización de este recurso hidrológico. Actualmente con la facilidad con la que se comparte información en redes sociales, se puede dar pie a que la información publicada resulte falsa. Es importante que toda la información que recibamos a través de Facebook o Whatsapp la verifiquemos en FUENTES OFICIALES no solo medios de comunicación. No podemos dar pie a la propagación de noticias falsas y mucho menos en tiempos electorales.

Recomendaciones para verificar la veracidad de una noticia o información: