La victoria de Donald Trump anunciada la semana pasada para ocupar la presidencia de los Estados Unidos, sin duda genera incertidumbre en varios aspectos importantes en el plano internacional.

El comercio exterior será uno de los sectores que, sin duda, se verán afectados en caso de que el magnate norteamericano busque negociar el NAFTA (pos sus siglas en inglés). Por otro lado, la victoria de Donald Trump, sin duda generarán un gran impacto en un sector que ha revolucionado bastante al mundo como lo es el mundo tecnológico y de las telecomunicaciones. Lo anterior, en vista de las ambiciosas propuestas que ha presentado el presidente electo en materia tecnológica y de internet que ha preocupado bastante al mundo informático.

¿Qué impacto podrá generar la victoria de Donald Trump en el sector de las TIC`s? Sin duda es difícil preverlo, la incertidumbre está latente en un sector que ha tenido un desarrollo económico enorme y que ha beneficiado de forma importante a los mercados norteamericanos. Uno de los principales aspectos que se ven amenazados con las políticas de Donald Trump, es el principio fundamental de Internet que conocemos como la neutralidad de la Red, que, a grandes rasgos consiste en el principio que sostiene que los paquetes de datos que circulan a través de internet deben moverse de manera imparcial, sin tener en cuenta el contenido, destino u origen. La neutralidad de la red se refiere a veces como la “Primera Enmienda de la Internet”.

Durante su campaña electoral, Trump ha hablado sobre una necesidad de hacer cambios radicales en la regulación de los proveedores de internet, sin embargo, no dejo muy claro en qué consistirá esta regulación, pero da la impresión que afectaría de manera importante la libertad del uso que se le da al Internet, cuya regulación han costado años a la FCC de Estados Unidos, camino que no ha sido fácil para establecer las directrices de la neutralidad de la red actual. A grandes rasgos, Trump ha dejado en claro que busca cerrar partes de la Red, para intentar hacerle frente a los conflictos suscitados por medio de la Red en contra de ISIS. El magante está dispuesto a hacer todo los posible para infiltrarse en las redes y establecer una estrategia de ataque en contra de ISIS. El hecho de que Trump busque cerrar Internet o ciertas partes de esto, generaría que Trump evidentemente va a terminar con el principio de neutralidad da la Red que tanto trabajo ha costado.

Otro punto importante que Trump busca dejar de lado de cierta forma, es la agenda digital que se tiene a nivel internacional cuyo fin es cerrar la brecha digital. Esto es, conectar aquellas comunidades que actualmente no tienen acceso a las nuevas tecnologías. Si bien es cierto que Estados Unidos ha hecho importantes esfuerzos por acortar esta brecha, no es parte de la agenda de Donald Trump el acortarla aún mas, sino que dejará esta labor a los propios Estados para que legislen en ese sentido; malas noticias para las comunidades norteamericanas.

¿Y el TPP? A pesar de lo polémico que ha resultado el Acuerdo Transpacífico (TPP), sin duda es un instrumento internacional de los más completos que se hayan celebrado que sin duda benefician de manera importante a los países que se encuentran dentro de esta región. Tecnológicamente, este acuerdo iba beneficiar de manera importante a las empresas asentadas en los distintos países miembros del TPP. ¿La mala noticia? Donald Trump ha prometido que EEUU quedará fura de este tratado pues para el electo presidente, el TPP representa “un acuerdo de comercio secreto entre naciones que amenaza con extender al resto del mundo una restrictiva ley de propiedad intelectual y reescribir las reglas para que ésta se cumpla.”

Otro aspecto fundamental en la agenda de Donald Trump, es sin duda el tema de la ciberseguridad, que trae consigo las cuestiones del espionaje. El magante declaró en varias ocasiones a lo largo de su campaña que en este sentido es necesaria “una inmediata revisión de todas las defensas y vulnerabilidad estadounidenses en línea, incluyendo su infraestructura crítica”. Por otro lado, un tema trascendental, tiene que ver con la encriptación, concretamente relacionado con la polémica entre Apple y el FBI. Trump asegura que los usuarios de estos dispositivos deben boicotear a la firma de la manzana por no colaborar con las autoridades. Un tema que, sin duda, puso a temblar a los integrantes de la empresa de Cupertino, California.

Finalmente, las políticas restrictivas de Donald Trump van afectar de manera importante al mercado tecnológico mundial, cuyo desarrollo mayoritario se encuentra en Estados Unido en la región de Silicon Valley, lugar en el que se encuentra el principal desarrollo tecnológico a nivel internacional. Otro punto complejo para Silicon Valley va a ser la inmigración. Esta meca de la tecnología ha presionado durante años al gobierno estadounidense por expandir el programa de visa H-1B. Un tipo de documento que permite que talentos de otros países puedan quedarse en el país y tener un camino más simple hacia su residencia definitiva. Todo con el objetivo de traer mejores profesionales a Estados Unidos y encontrar trabajadores para sus puestos más especializados. No obstante, Trump podría terminar con este programa y causar un importante vacío profesional en el sector.

Y al final ¿Cómo nos perjudica? Como consumidores de tecnología, hay que tener claro y presente una situación muy puntual. Las decisiones y las políticas tecnológicas que se pueden llegar a implementar en Internet y en la industria tecnológica nos afectan de manera importante, pues todos estos productos que consumidos y a los cuales tenemos acceso están hechos por empresas cuyas sedes se encuentran establecidas en EEUU. En caso concreto, podemos identificar a Netflix, Google, Apple, Intel, Twitter, entre otras empresas que tiene sus establecimientos comerciales en la región de Silicon Valley y las zonas aledañas.

El ahora político republicano ha atacado y puesto sobre la mesa una serie de medidas que van a impactar de manera trascendental a este sector, cuyo impacto se va expandir a todo el mundo. Estas medidas impuestas por el republicano, van a tocar cuestiones importantes como la privacidad y temas de inmigración del que Silicon Valley no está inmerso. El panorama no es nada alentador en este sentido, pero esperamos que nada extraordinario suceda que transforme de manera trascendental un sector tan importante a nivel mundial.

En la Mira del sector. En el litigio que se encuentra ya encaminado entre Rivada Networks y la SCT, la juez décimo quinta en materia administrativa, turno el asunto al juzgado administrativo especializado en competencia económica, radio difusión y telecomunicaciones para que ése decida sobre la Litis del amparo interpuesto. Me parece que turnar el asunto al juzgado especializado no es necesario, pues el asunto no versa sobre una cuestión técnica de telecomunicaciones pues solamente se limite a juzgar cuestiones de índole administrativas relacionadas con el proceso de licitación pública emitido por la SCT. Por otro lado, Rivada no solo impugna la resolución, sino la propia Ley Federal de Telecomunicaciones que vaya usted a saber en que termina todo este conflicto. La red compartida en vilo sin duda alaguna.